En 2011 se instala el primer paso de cebra en cruz de todo el Estado en la intersección de la Alameda de Urquijo con la Gran Vía de Bilbao, transformando para siempre la energía del lugar y la de las personas que lo transitan a diario. 
Una década después, a través del paseo consciente por la ciudad, el fotógrafo Gustavo Bravo (Madrid, 1984) observa el lenguaje corporal de quienes lo cruzan, de la luz a la sombra, dejándose ver tal cual sienten por un instante, como si abandonaran su cuerpo y su consciencia. 
En la antigüedad los romanos ya creían en la existencia de los ‘genius loci’, espíritus que velaban y protegían ciertos espacios, otorgándoles una magia especial, a veces con carácter maléfico.
Lo cierto es que el diseño de los espacios podría condicionar el comportamiento de los seres humanos, haciendo que las personas que normalmente transitan con calma en otros lugares de la ciudad, lo hagan aquí, sólo en este paso de cebra, con la conciencia alterada y con la neurosis propia de una megalópolis.
Consciente de esto, Bravo habita y pasea el cruce con su cámara durante horas, semanas y meses, fijo en el lugar, en busca de gestos, miradas y luces, que le ayuden a comprender el porqué de este fenómeno.
Mientras, descubre el ensayo de la escritora Ixiar Rozas ‘Beltzuria’ (blanquinegro en euskera), cuyo estudio de las palabras transforma para siempre la mirada del fotógrafo, que inicia una reflexión similar sobre la lectura de los cuerpos de las personas que aparecen en sus imágenes. “Un texto es todo aquello que puede ser leído -escribe Rozas-, igual que un cuerpo, igual que la memoria”.
Textos del audiovisual de Ixiar Rozas 
Traducción de José Luis Padrón Plazaola 
Música de Tengrams 
Fotografías de Gustavo Bravo 
Sonido y edición de Gustavo Bravo 
Libro 'Beltzuria', de Ixiar Rozas: https://amzn.to/3V0AL1s
Back to Top